Expediente 385-D-2018 / EJERCICIO PROFESIONAL DE LA SOCIOLOGÍA EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES.

Autor: Juan Francisco Nosiglia

 

Ámbito y autoridad de aplicación. Condiciones para su ejercicio. Derechos, deberes y prohibiciones

 

TÍTULO I

De la profesión de Sociólogo

 

CAPÍTULO I

De las condiciones para el ejercicio profesional

 

Art.1º – El ejercicio de la profesión de sociólogo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quedará sujeto a las disposiciones de la presente ley.

 

Art.2º – Considerase ejercicio profesional de la sociología, en los ámbitos públicos y privados cuando la producción, verificación (fiscalización y corrección), explicación, aplicación y transmisión de conocimientos, metodologías y técnicas atinentes a la complejidad de lo social, estén fundados en teorías, metodologías y técnicas propias de la ciencia sociológica; que es la que estudia los fenómenos colectivos de la actividad humana y todos los aspectos que los conforman, interpretándolos en sus desarrollo y efectos, aún en el impacto individual de los mismos.

Dicho ejercicio profesional, tanto para los que ejerzan la docencia en la educación formal y no formal y/o se desempeñen en los ámbitos de la comunicación organizacional, la política, el trabajo, la asistencia, la salud, la psicología social, el conflicto y la mediación, el derecho, la cultura, el deporte, el medio ambiente, la demografía, los grupos de riesgo a saber: “situación de calle, reducción de daños, adicciones y reinserción social”; el mercadeo y la técnica; tanto en los niveles “micro” y “macro”; será según las siguientes incumbencias:

-Elaborar teorías y metodologías para explorar, describir, explicar y predecir fenómenos de la realidad social.

-Diseñar, dirigir, coordinar, ejecutar, supervisar y evaluar investigaciones sobre distintos aspectos de la realidad social (salud, educación, trabajo, comunicación, política, asistencia social, deporte, medio ambiente, conflictos, derecho,  mercadeo, psicología social y la técnica) y verificar su implementación y resultados.

-Dirigir, coordinar, ejecutar, supervisar y evaluar distintas etapas de la investigación social, y asesorar sobre las mismas.

-Elaborar, diseñar, aplicar y evaluar, métodos, técnicas e instrumentos de relevamiento de datos atinentes a la realidad social y efectuar la interpretación de los mismos produciendo los informes correspondientes con firma y n° de matrícula.

-Elaborar diagnósticos, pronósticos y propuestas de acción sobre distintos aspectos de la realidad social, mencionados precedentemente, fijando prioridades y alternativas, con firma y n° de matrícula.

-Elaborar, dirigir, ejecutar, coordinar, supervisar, controlar y evaluar planes, programas y proyectos de organización y/o transformación de diversos aspectos de la realidad social en todos los ámbitos de nuestras incumbencias.

-Realizar estudios de factibilidad social de planes, programas y proyectos, cuya implementación afecte las relaciones y estructuras sociales y evaluar y verificar el impacto social de los mismos, con firma y n° de matrícula.

-Realizar estudios y asesorar sobre la estructura y dinámica de funcionamiento de grupos, organizaciones e instituciones sociales y sus relaciones con el contexto, con firma y N° de matrícula.

-Realizar estudios sobre hábitos, actitudes, opiniones, comportamientos, valores y creencias, ideologías y fenómenos de comunicación social; supervisando aún cuando exista otras profesiones; debiendo firmar con n° de matrícula.

-Participar en equipos interdisciplinarios responsables de la elaboración, ejecución y evaluación de planes, programas y proyectos globales y/o sectoriales.

-Asesorar, desde la perspectiva sociológica, en la formulación de políticas de carácter global y/o sectorial.

-Asesorar en el estudio y elaboración de normas jurídicas relativas a los diferentes aspectos de la realidad social, realizando arbitrajes, mediaciones y peritajes en las áreas de su especialidad e incumbencia.

-Ejercer la docencia en los distintos niveles del sistema educativo en el área de su especialidad

 

Art. 3º.- Para ejercer la profesión de Sociólogo se requiere:

  1. Estar comprendido en los supuestos previstos por el artículo 6º de la presente ley
  2. Hallarse inscripto obligatoriamente en la matrícula que llevará el consejo de Profesionales en Sociología. No será exigible este requisito para los profesionales comprendidos en los incisos c), d), y e) del artículo 6º de la presente ley.

 

CAPÍTULO II

De las funciones y áreas de aplicación

 

Art.4º – Las funciones del ejercicio profesional del sociólogo en CABA son las resultantes de las incumbencias establecidas o a establecerse por el Poder Ejecutivo Local de acuerdo con las atribuciones otorgadas por la Ley de Ministerios, sin perjuicio de las correspondientes a los egresados de otras carreras del ámbito de las ciencias sociales.

 

Art.5º – Las personas jurídicas, sean de carácter público o privado, que realicen actividades del ejercicio profesional de la sociología o de sus funciones, en los términos del Art. 2 de la presente, deberán contar con el servicio profesional de por lo menos un sociólogo matriculado, de acuerdo a las incumbencias dictadas por la Res. MDEC 1818/86; ejerciendo la supervisión  del trabajo.

 

CAPÍTULO III

Del uso de título profesional.

 

Art.6º – El ejercicio de la profesión de Sociólogo sólo autoriza a:

  1. a) Quienes posean título de Licenciado en Sociología o Licenciado en Sociología y Profesor de Enseñanza Secundaria Normal y Especial en Sociología expedido por Universidad Nacional, Provincial o Privada debidamente habilitada por el Estado y se hayan matriculado en el Consejo Profesional de Sociología.
  2. b) Quienes tengan título equivalente enunciado en el inciso a), otorgado por universidades extranjeras, que hayan sido revalidados por el organismo competente y se hayan matriculado en el Consejo Profesional de Sociología.
  3. c) Los profesionales extranjeros de título equivalente a los enunciados en el inciso a), de reconocido prestigio internacional, que estuvieran en tránsito por el país, y que fueran requeridos en consulta para asuntos de su exclusiva especialidad, limitándose el ejercicio de su profesión a tales efectos.
  4. d) Los profesionales extranjeros invitados por Instituciones públicas o privadas con finalidad de investigación, asesoramiento o docencia. Durante la vigencia de su contrato.
  5. e) Los profesionales domiciliados en el país, fuera del ámbito territorial comprendido en el artículo 1º de la presente ley llamados en consulta por sociólogos matriculados, debiendo limitar su ejercicio profesional a los efectos de la consulta.
  6. f) Carecerá de toda validez legal, académica y científica aún que se haya difundido en forma audiovisual y/o redes sociales; cualquier trabajo sociológico que no esté firmado por un sociólogo matriculado; ya sea informe, informe ambiental y socioambiental, encuesta cualitativa y/o cuantitativa, diseño, diseño muestral, estadístico, informe técnico, medición, ejercicio docente, estudio, peritaje, fiscalización y trabajo de la temática sociológica de cualquier índole según lo determinado por la presente ley.

 

CAPÍTULO IV

De los derechos, deberes y prohibiciones de los Sociólogos.

 

Art.7º- Son derechos de los Sociólogos, sin perjuicio de los acordados por otras disposiciones legales:

  1. a) Percibir honorarios por la prestación de servicios a favor de terceros, dentro de las actividades y funciones establecidas en la presente ley.
  2. b) Tener libre acceso a los archivos, estadísticas y documentación oficial, que no hayan sido declaradas de carácter secreto o reservado por disposición de autoridad competente. A tal efecto será suficiente la exhibición de la credencial expedida por el Consejo de Profesionales en Sociología.
  3. c) Utilizar en forma exclusiva su producción científica, la que sólo podrá ser empleada total o parcialmente por terceros, con autorización expresa del autor del trabajo.
  4. d) A fundar y constituir mutuales y/u organismos de mejoramiento del nivel de vida de ellos y su familia.

 

Art.8º- Son deberes de los sociólogos, sin perjuicio de otros que se señalen en leyes especiales:

  1. a) Tener domicilio legal dentro del radio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires actualizado ante el Consejo de Profesionales en Sociología.
  2. b) Observar las normas de ética profesional que sanciona el Consejo de Profesionales en Sociología.
  3. c) Guardar secreto profesional sobre aquellas informaciones de carácter reservado o personalísimo a que accedan en el ejercicio de su profesión.

 

Art.9º- Queda expresamente prohibido a los Sociólogos:

  1. a) Asesorar simultáneamente a personas o entidades con intereses opuestos, sobre el mismo asunto.
  2. b) Intervenir en asuntos en que hubiera participado anteriormente otro sociólogo sin la debida notificación de éste.
  3. c) Autorizar el uso de la firma o nombre de los trabajos en los que no haya intervenido personalmente, ya sea en forma individual, grupal o en equipos interdisciplinarios.
  4. d) Publicar avisos que induzcan a engaños u ofrecer ventajas que resulten violatorias de la ética profesional

 

TÍTULO II

Del Consejo de Profesionales en Sociología

 

CAPÍTULO I

De la creación del Consejo Profesional

 

Art.10º – Créase el Consejo de Profesionales en Sociología que funcionará con el carácter, derechos y obligaciones establecidas por esta ley.

Controlará el ejercicio de la profesión de Sociólogo y tendrá a su cargo el gobierno de la matrícula respectiva, y/u otros organismos y/o servicios e ingresos para la profesión, ajustándose a las disposiciones de la presente ley.

Prohíbase el uso por asociaciones o entidades particulares, que se constituyan en lo sucesivo, en la denominación Consejo de Profesionales en Sociología, u otras que por su semejanza puedan inducir a confusión

 

Art.11º – Serán matriculados en el Consejo de Profesionales en Sociología, los comprendidos en los incisos a) y b) del artículo 6º de la presente ley, quienes deberán cumplimentar los siguientes requisitos:

 

  1. a) Acreditar identidad personal.
  2. b) Presentar título habilitante, en los supuestos de los incisos a) y b) del artículo 6º.
  3. c) Declarar el domicilio real y legal, sirviendo este último a los efectos de su relación en el Consejo.
  4. d) Declarar bajo juramento no estar comprendido en las causales de inhabilidad establecidas en el artículo 12º.
  5. e) Prestar juramento profesional.
  6. f) Abonar las sumas que establezca la reglamentación.

 

Art. 12º – No podrán inscribirse en la matrícula:

  1. a) los excluidos del ejercicio de la profesión por sanción disciplinaria aplicada en otra jurisdicción.
  2. b) los fallidos y concursados no rehabilitados.

 

Art.13º – La Comisión Directiva del Consejo verificará si el peticionante reúne los requisitos exigidos por esta ley, y se expedirá dentro de los quince días de presentada la solicitud. En ningún caso podrá denegarse la matrícula o cancelarse la misma por causas ideológicas, políticas, raciales o religiosas.

 

Art.14º – El rechazo de pedido de matriculación podrá ser recurrido por el interesado, ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia que resulte competente en razón de la materia y el territorio, teniendo presente el domicilio electrónico y legal del recurrente, dentro de los diez días de notificado.

 

CAPÍTULO II

De las funciones, deberes y atribuciones del Consejo

 

Art.15º – El Consejo tendrá las siguientes funciones, deberes y atribuciones:

1 –  El gobierno de la matrícula.

2 –  El poder disciplinario sobre los matriculados.

3 – Propender al progreso de la profesión, velar por el perfeccionamiento científico, técnico, cultural, profesional, social, ético, y económico de sus miembros, creando organismos e instituciones que velen por el mejoramiento del nivel de vida de los sociólogos y su grupo familiar.

4 – Colaborar con los poderes públicos mediante el asesoramiento, evacuación de consultas y realización de tareas que redunden en beneficio de la comunidad; proponiendo incluso el dictado de normas relacionadas con el ejercicio y enseñanza de la profesión de Sociólogos.

5 –  Administrar sus fondos y fijar el presupuesto anual; nombrar y remover sus empleados.

6– Dictar los reglamentos internos de conformidad a esta ley para que rijan su funcionamiento y el uso de sus atribuciones.

7 –  Colaborar con todas aquellas obras o instituciones vinculadas con la función social de la profesión.

8 –  Combatir el ejercicio ilegal de la profesión y vigilar la observancia de las normas éticas profesionales.

9 –  Dictar el Código de Ética y sus modificaciones, con arreglo a las disposiciones de la presente ley

10 – Proponer al Poder Ejecutivo los aranceles profesionales.

11– Dictaminar sobre los asuntos sometidos a su consideración, pudiendo actuar como árbitro en cuestiones suscitadas entre Sociólogos o entre éstos en particular.

12– Desarrollar vinculaciones con entidades científicas y profesionales argentinas y del extranjero; federarse con instituciones de otras jurisdicciones que sostengan los mismos ideales profesionales; acepar representaciones equivalentes de entidades similares del país o del extranjero.

13 – Fomentar la acción conjunta interprofesional e integrar entidades interprofesionales

 

CAPÍTULO III

De las autoridades del Consejo

 

Art.16º – Son autoridades del Consejo:

  1. a) La Asamblea
  2. b) La Comisión Directiva
  3. c) El Tribunal de Ética y Disciplina.

 

CAPÍTULO IV

De la Asamblea

 

Art.17º – La Asamblea estará integrada por todos los sociólogos matriculados, que se encuentren al día en el pago de la cuota periódica y figuren en el padrón que deberá llevar la Comisión Directiva.

La Asamblea es la autoridad máxima del Consejo y sus resoluciones son de acatamiento obligatorio para todos los órganos del mismo.

Anualmente, en la fecha y forma que establezca la reglamentación, la Comisión Directiva convocará a Asamblea Ordinaria a los fines de tratar el siguiente temario:

  1. a) Memoria, balance general, presupuesto de gastos y cálculo re recursos;
  2. b) Informe de la Comisión Directiva y del Tribunal de Ética y Disciplina, si lo hubiere;
  3. c) Elegir sus propias autoridades según lo determine el reglamento interno;
  4. d) Fijar el monto de la cuota anual que deban pagar los matriculados y sus modificaciones;

 

Es de competencia también de la Asamblea:

  1. a) Sancionar un Código de Ética y sus modificaciones;
  2. b) Sancionar u reglamento interno del Consejo y en su caso las modificaciones que sean apropiadas;
  3. c) Elegir, cuando correspondiera, los miembros de la Junta Electoral, la fecha de elección de autoridades del Consejo, de acuerdo con lo previsto en la presente ley y en la reglamentación que al efecto se dicte.

 

Art.18º – Las Asambleas Extraordinarias serán convocadas por decisión de la Comisión Directiva por el voto de dos tercios de sus miembros como mínimo, o por petición expresa por escrito de un número no inferior al 10% de los Sociólogos integrantes del padrón. En este último supuesto, la Comisión Directiva deberá resolver la petición dentro de los 15 días de recibida.

En estas Asambleas sólo podrá tratarse el temario que haya sido objeto de expresa mención en la convocatoria.

 

Art.19º – La convocatoria a Asamblea se hará mediante comunicación postal al domicilio electrónico y/o legal de los matriculados, sin perjuicio de exhibirse la citación en la sede del Consejo, en lugar visible, durante 5 días previos a la celebración.

La convocatoria a la Asamblea Ordinaria deberá notificarse con no menos de 20 días de anticipación a la fecha de celebración.

La convocatoria a Asamblea Extraordinaria requerirá 10 días de anticipación como mínimo.

 

 

Art. 20º – Las Asambleas se celebrarán en el lugar, fecha y hora indicadas en la convocatoria y sesionarán válidamente con la presencia de la mitad más uno de los matriculados integrantes del padrón. Una hora después de la fijada, si no se hubiera conseguido el número mencionado, se constituirá válidamente con los presentes.

 

Art. 21º –  Las resoluciones se adoptarán mediante mayoría simple de votos presentes salvo los casos determinados por esta ley o por el Reglamento, para los que exija un número mayor.

Ningún matriculado tendrá más de un voto y los miembros de la Comisión se abstendrán de votar en el tratamiento de la memoria y balance. Los matriculados no podrán hacerse representar en la Asamblea.

Las Resoluciones de una Asamblea para ser reconsideradas en la misma deben contar con el voto favorable de los dos tercios de sus miembros presentes.

 

CAPITULO V

Del régimen electoral

 

Art. 22º – La Asamblea General que convoque al comicio en Asamblea Ordinaria, deberá elegir una Junta Electoral compuesta de 5 miembros, mediante elección directa entre aquellos asistentes que no ocupen cargos en la actual Comisión Directiva, ni en el Tribunal de Ética y Disciplina como titulares o como suplentes. Deberán cumplir con iguales requisitos que para ser miembro de Comisión Directiva, y su aceptación implica la inhibición de postularse para cargo electivo alguno en el comicio a fiscalizar.

Compete a la Junta Electoral fiscalizar el comicio en cuanto a : la validez de los votos emitidos, el carácter hábil del votante, el número de votos obtenidos por cada lista y de la presentación y eventual observación de las listas a presentarse al comicio. En todos los casos la Junta Electoral deberá presidir y decidir en toda cuestión que se plantee respecto al acto electoral, debiendo aplicar estrictamente la presente ley y supletoriamente las disposiciones del Código Electoral Nacional. Con anticipación no menor a dos días del comicio, cada lista deberá presentar la nómina de fiscales autorizados a asistir al comicio. En caso que la Comisión Directiva lo considere necesario la Junta Electoral deberá presentar un reglamento de comicio que será aprobado por la Asamblea General Extraordinaria que a tal efecto se designe. En caso de empate en el número de votos por una o más listas, la Junta Electoral convocará a elecciones por medio de una nueva Asamblea dentro de un término no mayor de 90 días.

 

Art. 23º – El padrón estará integrado por todos los matriculados titulares cuyas cuotas no tengan más de 4 meses de atraso y tuvieran más de 3 meses de antigüedad como matriculados. Estarán inhabilitados para peticionar la convocatoria a Asamblea los matriculados que presenten más de 4 meses de atraso en el pago de sus cuotas. Estará al alcance de los matriculados para su estudio, y en todos los casos se excluirán del mismo quienes se encuentren purgando sanciones disciplinarias.

 

Art. 24º – Los miembros titulares y suplentes de la Comisión Directiva y del Tribunal de Ética y Disciplina serán elegidos en Asamblea Extraordinaria. Las tachas de candidatos no serán admisibles, considerándose el voto como completo. Las listas de candidatos serán presentadas ante la Junta Electoral elegida de acuerdo a lo normado en el artículo 22 hasta 20 días antes de la celebración del comicio, considerándose válidas las mismas, si no media impugnación de aquellas dentro de los 3 días de presentadas. Si mediare observación a las listas presentadas deberá darse traslado al apoderado de la misma por el término de 2 días, debiendo decidirse el caso en el término de 24 horas de evacuado el traslado o transcurrido el término para el mismo. La elección se hará mediante voto directo, secreto y obligatorio, y por mayoría de votos emitidos. Para el caso de la Comisión Directiva, la lista que obtenga mayor cantidad de votos se adjudicará los cargos de: Presidente, Vicepresidente, Secretario General, Tesorero, Secretario de Relaciones Institucionales, primero, segundo vocal titular y los dos vocales suplentes. Los cargos de Secretario de Asuntos Profesionales,   tercer y cuarto  vocal titulares serán adjudicados a la lista que le siga en número de votos, siempre y cuando la misma haya obtenido más del 25% de los votos válidos emitidos. Si esto no ocurriese, dichos cargos serán cubiertos por la lista que obtuvo la mayor cantidad de votos. En el transcurso de la Asamblea la lista ganadora discriminará los cargos entre miembros electos. La vacancia de un cargo titular será cubierta por los vocales suplentes de sus respectivas listas.

 

CAPÍTULO VI

De la Comisión Directiva

 

Art. 25º – El gobierno, la administración y la representación legal del Consejo estarán a cargo de una Comisión Directiva integrada por: un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario General, un Tesorero, un Secretario de Relaciones Institucionales, un  Secretario de Asuntos Profesionales, cuatro  vocales titulares y dos vocales suplentes. Se requerirá un mínimo de dos años de matriculado para ocupar los Cargos de la Comisión Directiva.

 

Art. 26º – Los miembros de la Comisión Directiva durarán cuatro años en sus funciones y podrán ser reelectos por una sola vez por el período inmediato.

 

Art. 27º – En caso de que aún incorporados los suplentes quedare reducida la Comisión Directiva a menos de la mitad más uno de sus miembros, se deberá convocar a Asamblea Extraordinaria a fin de llenar las vacantes producidas hasta la terminación del mandato.

 

Art. 28º – La Comisión Directiva deliberará válidamente con seis de sus miembros, tomando sus resoluciones por simple mayoría de votos. Las resoluciones de la Comisión Directiva podrán ser reconsideradas con el voto favorable de los dos tercios de sus miembros presentes. El presidente sólo votará en caso de empate.

 

Art. 29º – Son atribuciones, funciones y obligaciones de la Comisión Directiva:

1) Llevar la matrícula profesional y resolver sobre los pedidos de inscripción y/o suspensión y/o cancelación de la misma.

2) Convocar a Asambleas Ordinarias y Extraordinarias conforme a lo previsto en los artículos 18 y 19 de la presente ley.

3) Administrar los bienes del Consejo, fijar su presupuesto anual para proponerlo a la Asamblea.

4) Presentar anualmente a la Asamblea Ordinaria la memoria, balance general e inventario del ejercicio anterior.

5) Cumplir y hacer cumplir las resoluciones de la Asamblea.

6) Nombrar, remover y aplicar sanciones disciplinarias a sus empleados.

7) Comunicar al Tribunal de Ética y Disciplina, a los efectos de las sanciones previstas por esta ley, las faltas en que incurrieran los matriculados o las violaciones al reglamento interno; y hacer cumplir las sanciones que se impongan.

8) Constituir las Comisiones y áreas del Consejo que considere necesarias, las que tendrán funciones de asesoramiento y trabajo; designar sus autoridades.

9) Colaborar con los poderes públicos en todo lo atinente al ejercicio de la profesión, haciendo conocer a las autoridades competentes las irregularidades que en el orden profesional llegaren a su conocimiento y que se observen dentro de la Administración Pública, el Poder Judicial, Organismos e Instituciones de carácter público o privado.

10) Ejercer todas las facultades y atribuciones emanadas de la presente ley que no hayan sido conferidas específicamente a otros órganos.

 

Art. 30º – La Comisión Directiva se reunirá ordinariamente una vez por mes por citación del Presidente, o extraordinariamente cuando el Presidente o tres de sus miembros lo juzguen necesario, debiendo en este último caso celebrarse la reunión dentro de las 48 horas.

 

CAPÍTULO VII

Del Tribunal de Ética y Disciplina

 

Art. 31º – El Tribunal de Ética y Disciplina se compondrá de tres miembros titulares y tres suplentes, elegidos en forma simultánea y por lista separada, con los miembros de la Comisión Directiva. Duran dos años en sus funciones y pueden ser Reelectos. Son requisitos para ser miembro del Tribunal de Ética y Disciplina:

  1. a) Encontrarse inscripto en la matrícula profesional;
  2. b) Poseer una antigüedad profesional de por lo menos 10 años dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires;
  3. c) No haber sido sancionado disciplinariamente.

 

Art. 32º – Es de competencia del Tribunal de Ética y Disciplina:

  1. a) Entender en todas las cuestiones vinculadas con las faltas de disciplina profesional, y con los actos de sus matriculados contrarios a la ética profesional que sean sometidos a su consideración y que tome conocimiento de oficio;
  2. b) Sustanciar los sumarios por violación a las normas éticas sancionadas por la Asamblea;
  3. c) Aplicar las sanciones para las que esté facultado;
  4. d) Llevar un registro de penalidades de los matriculados;
  5. e) Rendir a la Asamblea Ordinaria anualmente un informe detallado de las causas sustanciadas y sus resultados.

 

Art. 33º – Los miembros del Tribunal de Ética y Disciplina serán recusables por las causas establecidas para los jueces en el Código de Procedimientos en lo Civil y Comercial de la Nación, no admitiéndose la recusación sin causa.

 

Art. 34º – El Tribunal de Ética y Disciplina actuará de conformidad al procedimiento que reglamente la Asamblea.

 

Art. 35º – Los miembros del Tribunal de Ética y Disciplina que hayan comenzado a entender en una causa disciplinaria deberán continuar en sus funciones hasta la conclusión definitiva de la misma.

 

CAPÍTULO VIII

De los poderes disciplinarios

 

Art. 36º – Es atribución exclusiva del Consejo fiscalizar el correcto ejercicio de la profesión de Sociólogo. A tales efectos ejercitará el poder disciplinario con independencia de la responsabilidad civil, penal o administrativa que pueda imputarse a los matriculados.

Art. 37º – Los Sociólogos matriculados quedarán sujetos a las sanciones disciplinarias previstas en esta ley, por las siguientes causas:

  1. a) Condena judicial por delito doloso a pena privativa de la libertad, cuando de las circunstancias del caso se desprendiera que el hecho afecta al decoro y ética profesionales; o condena que comparte la inhabilitación profesional;
  2. b) Calificación de conducta fraudulenta, o dolosa, en concurso comercial o civil, mientras no sean rehabilitados;
  3. c) Retardo o negligencia frecuente, o ineptitud manifiesta, u omisiones graves, en el cumplimiento de sus deberes profesionales;
  4. d) Infracción manifiesta o encubierta a lo dispuesto por la ley arancelaria;
  5. e) Incumplimiento de las normas de ética profesional sancionadas por el Consejo;
  6. f) Toda contravención a las disposiciones de esta ley y al reglamento interno que sanciones la Asamblea de delegados.

 

Art. 38º – Las sanciones disciplinarias serán;

  1. a) Llamado de atención;
  2. b) Advertencia en presencia del Consejo Directivo;
  3. c) Suspensión de hasta un (1) año en el ejercicio de la profesión;
  4. d) Exclusión de la matrícula, que sólo podrá aplicarse:

1) Por haber sido suspendido el imputado cinco (5) o más veces con anterioridad dentro de los últimos diez (10) años.

2) Por haber sido condenado, por la comisión de un delito doloso, a pena privativa de la libertad y siempre que de las circunstancias del caso se desprendiera que el hecho afecta al decoro y ética profesional. A los efectos de la aplicación de las sanciones, el Tribunal deberá tener en cuenta los antecedentes del imputado.

 

Art. 39º – En todos los casos que recaiga sentencia penal condenatoria a un Sociólogo será obligación del Tribunal o juzgado interviniente comunicar al Consejo la pena aplicada, con remisión de copia íntegra del fallo recaído y la certificación de que la misma se encuentre firme. La comunicación deberá efectuarse al Presidente del Consejo Directivo dentro del término de cinco (5) días de quedar firme la sentencia.

 

Art. 40º – Las sanciones de los incisos a) y b) del artículo 38º se aplicarán por decisión de simple mayoría de los miembros del Tribunal.

La sanción del inciso c) del artículo requerirá el voto de los tercios de los miembros del Tribunal.

La sanción del inciso d) del artículo 38º requerirá el voto de los tercios de los miembros del Tribunal.

Todas las sanciones aplicadas por el Tribunal de Ética y Disciplina serán apelables con efecto suspensivo.

El recurso deberá interponerse dentro de los cinco días hábiles de notificada la respectiva resolución, en forma fundada ante el Tribunal.

El recurso será resuelto por la Sala de Cámara Federal de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo que corresponda.

La Comisión Directiva del Consejo será parte en la substanciación del recurso.

Recibido el recurso, la Cámara dará traslado a la Comisión Directiva del Consejo Profesional por el término de cinco días y evacuado el mismo deberá resolver en el término de treinta días.

Cuando se impongan sanciones de suspensión, las mismas se harán efectivas a partir de los 30 días de quedar firmes.

 

Art. 41º – Las acciones disciplinarias prescribirán a los dos años de producidos los hechos que autoricen su ejercicio y siempre que quienes tuvieren interés en promoverlas hubieren podido – razonablemente – tener conocimiento de los mismos. Cuando hubiere condena penal, el plazo de prescripciones de las acciones disciplinarias de esta ley será de 6 meses a contar desde la notificación al Consejo.

 

Art. 42º – E Tribunal de Ética y Disciplina, por resolución fundada, podrá acordar la rehabilitación del Sociólogo excluido de la matrícula, siempre que hayan transcurrido dos años como mínimo del fallo disciplinario firme y hayan cesado las consecuencias de la condena penal, si la hubo.

 

Art. 43º – Las sanciones aplicadas por este Tribunal serán anotadas en el legajo correspondiente del profesional sancionado. La renuncia a la inscripción no impedirá el juzgamiento del renunciante.

 

 

CAPITULO IX

Del Patrimonio

 

Art. 44º – Los fondos del Consejo se formarán con los siguientes recursos:

  1. a) Cuota de inscripción y periódica que deberán pagar los Sociólogos matriculados.
  2. b) Donaciones, herencias, legados y subsidios.
  3. c) Multas establecidas por esta ley y la reglamentación que en consecuencia se dicte.
  4. d) Con los intereses y frutos civiles de los bienes del Consejo.
  5. e) Con los aranceles que perciba el Consejo por los servicios que presta.
  6. f) Todo otro ingreso proveniente de actividades realizadas en cumplimiento de esta ley.

 

Art. 45º – El cobro de las cuotas atrasadas y de las multas establecidas en la presente ley se sustanciará por la vía del juicio ejecutivo, sirviendo de suficiente título ejecutivo la constancia expedida por el Presidente y Tesorero de la Comisión Directiva.

 

CAPITULO X

 

Art. 46º – El Consejo creado por la presente ley es continuidad, a todos sus efectos legales, del Consejo de Profesionales en Sociología creado por la Ley 23.553.

 

TITULO IV

DEL ARANCEL PROFESIONAL

 

ARTICULO 47°: Los honorarios de los Sociólogos deben considerarse como remuneraciones al trabajo personal del profesional, y se regirán por las disposiciones del presente Título.

 

ARTICULO 48°: En defecto de contrato escrito, los honorarios que deben percibir los Sociólogos por su labor profesional serán fijados en la forma que determina la presente ley.

Será nulo todo pacto o convenio que tienda a reducir las proporciones establecidas en el arancel fijado por esta ley, así como toda renuncia anticipada, parcial o total de los honorarios.

 

ARTICULO 49°: Los Sociólogos podrán fijar por contrato el monto de sus honorarios sin otra sujeción que esta ley y el Código Civil. El contrato será redactado por escrito en triple ejemplar y no se admitirá otra prueba de su existencia que la exhibición del documento.

 

ARTICULO 50°: Será nulo todo contrato sobre honorarios que no sea celebrado por Sociólogos inscriptos en la matrícula respectiva, al tiempo de convenirlo.

 

ARTICULO 51°: Instituyese con la denominación U.A.S. (Unidad Arancelaria Sociológica) la unidad de honorarios profesionales del Sociólogo que representará el 0,75% de la remuneración total asignada al cargo del Ministro del Poder Ejecutivo de la CABA. Todos los trimestres de cada año el PE del GCBA informará al Presidente  y Sec. Gral del CPS cuál es el monto salarial de los salarios ministeriales del GCBA.

 

ARTICULO 52°: Los honorarios mínimos que corresponde percibir a los Sociólogos por su actividad profesional resultará del número de U.A.S. que a continuación se detallan:

 

 

 

 

ETAPAS

 

TAREAS DISEÑO CAMPO ANALISIS EMISION
Investigaciones 35 25 35 10
Estudios 35 25 35 5
Encuestas 30 25 35 5
Grupos Motivacionales 30 20 35 10
Planes 35 15 35 10
Diagnósticos 30 20 35 5
Sondeos 25 25 30 5
Programas 30 15 30 5
Proyectos 25 20 25 5
Modelos 35   35 5
Sistemas 35   35 5
Comparaciones 25 15 25 5
Experimentaciones 25 15 25 5
Entrevistas 25 15 25 5
Observaciones 25 15 25 5
Proposiciones 25   25 5
Asesoramientos     35 10
Consejos     35 10
Informes (ambientales y socioambientales) 25 20 35 10
Otros Informes 20 10 35 20
Mediaciones   10 35 20
Verificaciones 20 20 35 20
Consultas     30 10
Dictámenes   20 30 10
Supervisiones     35 20
Recomendaciones 35 35 35 10
Pericias 25 25 25 10

 

ARTICULO 53°: Cuando en un mismo trabajo profesional intervenga más de un Sociólogo separadamente, en distintas etapas de las tareas, corresponderá individualmente como mínimo el honorario a la etapa cumplida por cada uno.

 

ARTICULO 54°: Cada vez que el profesional reciba en forma directa dinero que deba ser imputado a honorarios o gastos, por parte de su comitente, deberá extender recibo que contendrá las siguientes enunciaciones:

  1. a)      Apellido, nombres, dirección y matrícula del profesional otorgante.
  2. b)      Apellido, nombres o razón social de quien efectúa el pago.
  3. c)      Objeto del pago.
  4. d)      Rubro a que se imputa el pago (honorarios y/o gastos).
  5. e)      Lugar, fecha y monto del pago, con aclaración de si es total o parcial y, si debe imputarse al cumplimiento de un convenio de honorarios.
  6. f)        Firma y sello aclaratorio del profesional con N° de matrícula.

 

ARTICULO 55°: No integran el honorario profesional, los gastos vinculados con el cumplimiento del trabajo, los que deberán ser abonados por el comitente.

 

ARTICULO 56°: El convenio de honorarios, debidamente registrado en el Consejo de Sociólogos, dentro de los treinta (30) días de celebrado, con la firma del Presidente y Tesorero, constituirá título ejecutivo hábil contra el contratante beneficiario del trabajo profesional.

 

ARTICULO 57°: Los sociólogos que trabajen en relación de dependencia en el ámbito del Estado de la Ciudad de Buenos Aires; ya sea en los estamentos de la Administración Pública Central local, legislativo y judicial, comunas, organismos descentralizados, entidades financieras, cooperativas y asociaciones vinculadas;  entes financieros autárquicos y asimismo en toda empresa privada, ONG o Asociación Civil del territorio de la CABA;  deberán estar matriculados; y ser encasillados en los escalafones profesionales convencionales de los diferentes tramos y categorías que sean equivalentes a sus salarios netos, sin perder la retribución que pudieran estar percibiendo, en el caso de estar solo contratados y;  en los escalafones especiales del tramo y categoría más altos de los convenios colectivos asimilables en el ámbito privado. Asimismo los que se encuentren trabajando en establecimientos educativos iniciales, secundarios, terciarios y universitarios, públicos y/o privados están facultados para ejercer como mínimo en: Equipos de Orientación y apoyo, Consejos de Convivencia y todo lo inherente al «Area de Programas Socioeducativos» (Art. 3 de la Ley 3623); como asi también en las materias de: Sociología, Cs. Sociales, Comunicación,  cultura y sociedad, trabajo y ciudadanía, historia y formación ciudadana; cumplimentando la Res. CFE 239/14 en su Art. 4 (conformación de los equipos). Queda facultado el Consejo de Profesionales en Sociología para fiscalizar la matricula de todos los sociólogos que presten servicios en el ámbito de la CABA.

 

Art. 58º  –  Comuníquese,

Publicado en Legislación general.