1 de agosto. Los comuneros se presentarán en la Legislatura para exponer sobre problemáticas barriales

La presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano en la Legislatura porteña, Victoria Roldán Méndez, del bloque Cambiemos, dijo que recibirán a todas las Juntas Comunales para tratar el proyecto de ley del Nuevo Código Urbanístico que regulará la planificación de la Ciudad.

“Los días 30, 31 de julio y 1º de agosto, luego de las vacaciones de invierno vamos a recibir a las Juntas, cinco Comunas por día y hacer la presentación específica sobre su barrio”, aseguró Roldán Méndez a revista Qué.

En el primer encuentro, que se realizó ayer lunes, la Comisión de Planeamiento Urbano efectuó mesas de trabajo con los miembros de las Juntas Comunales 2, 11, 12, 13 y 14.

Sobre los puntos principales que tendrá el nuevo Código Urbanístico, la legisladora oficialista señaló que será “un código mucho más previsible en términos de las alturas que se plantean en la Ciudad. Una de las principales quejas de los vecinos, que ha sido motivo de muchos problemas judiciales, son las torres que aparecen en diferentes lugares donde hay casas bajas, pero las torres corresponden, porque el código actual lo permite a partir del englobamiento de parcelas. Nosotros buscamos ordenar el espacio urbano, porque vamos a establecer alturas máximas. El Código Urbanístico apunta a una escala que sea mucho más humana, en donde se prioriza al peatón y al transporte público, frente al código anterior, que hablaba de autopistas y priorizaba el uso del automóvil”.

Si bien desde los bloques de la oposición aseguran que no está garantizada la participación ciudadana y que no se toman en cuenta las propuestas y opiniones de los vecinos en el debate del nuevo Código, Roldán Méndez señala que “no es así” porque “aún se está dando un proceso de trabajo de los dos códigos y todavía no se trató ni en primera lectura, ni audiencia, ni segunda lectura, en todo este proceso en cada una de las reuniones, lo que corresponde según el reglamento”.

Asimismo, detalló que en las reuniones que realizaron con vecinos, les acercaron propuestas y “las estamos analizando porque tenemos más de 60 documentos con propuestas y de ahí estoy excluyendo las propuestas que dicen que hay que eliminar el código, esas no proponen nada sólo dicen que están en contra del código”.

“Cuando se despache el proyecto, se van a ver cuáles son los cambios, cómo se trabajó con las propuestas de los vecinos e instituciones. Estamos haciendo un trabajo muy minucioso con la responsabilidad de saber que estamos planteando un código para los próximos 30 años”, finalizó Roldán Méndez.

 

Fuente: Nueva Ciudad

Publicado en Novedades.