Expediente: 437-D-2018 / LEY DE PROTECCIÓN, RESTAURACIÓN ECOLÓGICA Y USO RACIONAL Y SOSTENIBLE DE HUMEDALES EN LA C.A.B.A.

Autora: María Rosa Muiños

 

PROYECTO DE LEY

 Artículo. 1°.- La presente ley tiene por objeto establecer la conservación, protección, restauración ecológica y uso racional y sostenible de los humedales a fin de preservar los servicios ecosistémicos que éstos brindan a la sociedad en pos de su calidad de vida, en el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en los términos del artículo 41 de la Constitución Nacional y los principios ambientales establecidos en la Ley General del Ambiente N° 25.675, como así también de las disposiciones de los artículos 26 y 27 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Art. 2°.- A los efectos de la presente ley, entiéndase por humedales aquellos definidos por el artículo 1.1 de la Convención sobre los Humedales, aprobada por Ley N° 23.919 y su texto ordenado por Ley N° 25.335.  Son humedales las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros.

Un humedal es un ecosistema que depende de la inundación somera constante o recurrente, o la saturación del sustrato en la superficie o cerca de ella. Esto determina la presencia  de características físicas, químicas o biológicas que reflejan la inundación recurrente o permanente, o la saturación del sustrato en la superficie o cerca de ella. Las características diagnósticas comunes de un humedal son la presencia de suelos hídricos o con rasgos de hidromorfismo o de vegetación hidrofítica.

Entiéndase por características ecológicas de los humedales a la combinación de los componentes físicos, químicos y biológicos y las funciones ecosistémicas que permiten la provisión de los servicios ecosistémicos que proveen los humedales a la sociedad.

Entiéndase por integridad ecológica el estado del humedal que conserva sus características ecológicas permitiendo el sostenimiento de la provisión de los servicios ecosistémicos a la sociedad.

Considérense servicios ecosistémicos de los humedales a los beneficios tangibles e intangibles derivados de la estructura y funciones de estos ecosistemas.

 

 

Art. 3°. – Son objetivos de la presente ley:

 

  1. a) Promover la conservación de los humedales;
  2. b) Mantener los procesos ecológicos y culturales de los humedales, garantizando los servicios ecosistémicos que brindan;
  3. c) Proteger y conservar la biodiversidad de los humedales;
  4. d) Fomentar las actividades de creación, conservación y manejo de los humedales;
  5. e) Garantizar y fomentar las actividades de restauración de los humedales, considerándose comprendidas en las mismas las tareas de diagnóstico, mitigación y remediación;
  6. f) Establecer criterios básicos de gestión y uso de los humedales que tengan en cuenta sus características ecológicas y su estrecha dependencia con el mantenimiento de su régimen hidrológico;
  7. g) Implementar las medidas necesarias para evitar la alteración de las características ecológicas de los humedales, identificando y limitando las actividades que amenazan su integridad ecológica;
  8. h) Asegurar que el plan de ordenamiento territorial que se establezca incluya el mantenimiento de las características ecológicas de los humedales y/o su restauración, en el marco de la Ley 2930, del Plan Urbano Ambiental.

 

Art. 4°.- Se preservarán los humedales de la Ciudad de Buenos Aires en función de los servicios ecosistémicos que estos brindan a la sociedad, entre los que pueden mencionarse:

  1. Amortiguación de inundaciones (son reservorios de agua);
  2. Disminución del poder erosivo de los flujos de agua;
  3. Provisión de hábitats;
  4. Estabilización de la línea de costa y control de la erosión costera;
  5. Almacenamiento de carbono;
  6. Provisión de agua;
  7. Filtrado y retención de nutrientes y contaminantes;
  8. Recarga y descarga de acuíferos;
  9. Estabilización climática;
  10. Valores culturales
  11. Recreación y turismo.

 

Art. 5°.- En el territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se declaran humedales urbanos de interés para su protección siguiendo los criterios antedichos, los siguientes humedales:

  1. a) Zonas Ribereñas. Costa de Buenos Aires. Incluyendo:

1) Reserva Ecológica: Costanera Sur

2) Parque Natural y Área de Reserva Ecológica Ciudad Universitaria o Costanera             Norte.

  1. b) Riachuelo y sus márgenes
  2. c) Lagos del Parque 3 de Febrero (Bosques de Palermo)[1]
  3. d) Lago parque Norte
  4. e) Lagos Lugano y de Regatas
  5. f) Lago Soldati – Parque Indoamericano
  6. g) Lagos del Parque de la Ciudad
  7. h) Lagos Golf Club José Jurado
  8. i) Lago Parque Centenario
  9. j) Laguna Agronomía
  10. k) Reservorio Parque Sarmiento
  11. l) Antiguo cauce del Riachuelo
  12. m) Todos aquellos que oportunamente sean incorporados como tales.

 

Art. 6°.- El inventario deberá actualizarse con una periodicidad no mayor de cinco (5) años, preservando los humedales listados en el artículo 5 de la presente ley y los que se incorporen con posterioridad y verificando los cambios en las superficies y características ecológicas de los mismos, su estado de avance o retroceso y otros factores que sean relevantes para la conservación, protección, restauración ecológica, uso racional y sostenible de los mismos y sus servicios ecosistémicos.

 

Art. 7°.- A partir de la sanción de la presente ley, la Autoridad de Aplicación

1) gestionará los humedales bajo los objetivos establecidos en la presente ley

2) reglamentará las actividades y modos de ocupación de las áreas de humedales, identificando aquellas que sean sostenibles y garanticen el mantenimiento de su integridad ecológica y los servicios ecosistémicos que brindan;

3) Establecerá la limitación de desarrollos urbanos, industriales y vuelcos de desechos en humedales y áreas adyacentes, que puedan afectar la integridad ecológica de los humedales y los servicios ecosistémicos que estos proveen;

4) Podrá establecer la restauración de áreas que puedan estar degradadas pero que a su juicio pueden tener un alto valor de conservación o brindar servicios ecosistémicos de importancia;

5) Establecerá la realización de la evaluación de impacto ambiental y evaluación ambiental estratégica, según corresponda, respecto de las obras de infraestructura y actividades humanas que pudieran afectar la integridad ecológica de los ecosistemas de humedal, considerando los efectos acumulativos y/o sinérgicos y garantizando instancias de participación ciudadana de acuerdo a lo establecido en la Ley N°1777.

 

Art. 8°.- La  Autoridad de Aplicación de la presente ley será el Ministerio de Ambiente y Espacio Público o el organismo que en el futuro lo reemplace.

 

Art. 9°. Las partidas presupuestarias que demande la aplicación de la presente ley deberán contemplarse en el presupuesto anual que aprueba esta Legislatura.

 

CLÁUSULA TRANSITORIA : En el plazo de 1 año a partir de la sanción de la presente ley, la Autoridad de Aplicación coordinará el desarrollo de un Inventario de los Humedales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sobre una base metodológica desarrollada en conjunto con organismos científicos técnicos donde se identificarán los humedales con toda la información necesaria para su adecuada protección, control y monitoreo, incluyendo cartografía, características físicas, químicas y biológicas, y clasificación de los mismos.

 

Art. 10°.- Comuníquese, etc.

[1] Se utiliza el término «lago» o «laguna» de acuerdo al nombre más utilizado para referirse a estos sitios.

Publicado en Ambiente.