8 de agosto. Aprueban modificación del Código de Planeamiento Urbano para instalar una planta de reciclaje en el barrio Saavedra

9 de agosto de 2018

Este jueves en la Legislatura porteña se aprobó en segunda lectura habilitar el uso del predio entre las calles Holmberg, Deheza, avenida Goyeneche y Arias para poner una planta de tratamiento de residuos secos. La ley quedó sancionada con 38 votos a favor, 7 en contra (de Evolución y la Izquierda) y 11 abstenciones.

El predio afectado, que está junto a la Plaza Hungría, hace años que funciona como depósito al aire libre de escombros, chatarras e incluso vagones de subte en desuso. Los habitantes de Saavedra querían que el terreno se utilizara para hacer un espacio verde, no una planta de tratamiento de basura.

La nueva ley, que surge de un proyecto presentado por el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta modifica el Código de Planeamiento Urbano. Antes, esta norma decía que en el terreno señalado debía ubicarse un espacio verde, como querían los vecinos. Pero ahora el terreno se rezonificó como Distrito de Zonificación E4 – Equipamiento Especial “Higiene Urbana” para permitir la instalación de un centro de separación de residuos secos semi-automatizado.

La ley, además, incorpora en el Código como definición de este tipo de centros que se trata de aquellos que posean “una línea automática o semi-automática completa para la recepción, separación y preparación de residuos sólidos urbanos secosprovenientes de la recolección diferenciada, para su posterior utilización en el mercado secundario como insumo para nuevos procesos productivos”.

Por otra parte, se determinó que la planta ocupará un 80% del suelo, sin contar los playones de maniobras y estacionamientos descubiertos. Podrá tener una superficie mínima de entre 1.500 m2 y 2.000 m2, “siempre que la parcela permita el ingreso y egreso vehicular a calles diferentes”. Además, la ley establece que las edificaciones no podrán superar los 12 metros de altura.

La norma, que había sido aprobada en primera lectura en mayo, también ordena parquizar las áreas libres de instalaciones y edificios, incluyendo los estacionamientos a cielo abierto.

La manzana donde se construirá el centro de reciclaje está delimitada por las calles Goyeneche, Holmberg, Deheza y Arias, en Saavedra. Foto: Silvana Boemo

“Actualmente los residuos de las Comunas 12, 13, 14 y 15 deben ser trasladados a la Comuna 4, lo que genera un costo económico alto”, explicó la legisladora Victoria  Roldán Méndez (Vamos Juntos) durante la sesión. Y aseguró que la tecnología que se va a utilizar permitirá una separación más rápida y eficiente de materiales secos sin olores ni ruidos.

Por su parte, el diputado Agustín Forchieri (también de Vamos Juntos) detalló: “Cada uno de los ocho Centros Verdes que están instalados actualmente reciclan seis toneladas diarias de residuos. Y esta nueva planta tratará diez toneladas por hora“.

En el centro se clasificarán y separarán residuos secos como cartón, papel, metales ferrosos, plásticos y polietileno expandido.

Los vecinos presentaron varios pedidos de informes a las autoridades, en los que subrayan que no se oponen al reciclado. En cambio, consideran que el lugar elegido para construir la planta no es el adecuado. Además, argumentan que la obra implicará sumar cemento a un área inundable, lo que podría agravar los problemas que tiene la zona para absorber naturalmente el agua de lluvia.

Es que bajo el Parque Saavedra corre el arroyo Medrano. ​Y los vecinos tienen vívido el recuerdo del temporal del 2 de abril de 2013, cuando cayeron 150 milímetros de agua en una hora y el arroyo colapsó. Hubo 350.000 vecinos afectados y seis muertos por las inundaciones.

En efecto, en ese predio está pendiente la construcción de un reservorio sobre la cuenca del arroyo, como el que se hizo en el Sarmiento hace cuatro años, a dos kilómetros de este punto.

Los vecinos de Saavedra no quieren que se haga una planta de reciclaje en ese predio y reclaman que se lo convierta en una plaza. Foto: Silvana Boemo

“Esta obra es inconsulta: nunca pasó por la Comuna ni tampoco se presentó un informe de impacto ambiental. Los vecinos pelearon mucho por la limpieza de esos terrenos y ahora pasa esto”, decía a Clarín Matías Debesa, miembro de la Junta Comunal 12 por el bloque Evolución, cuando el proyecto mostró sus primeros indicios.

Este jueves, la legisladora Roldán Méndez aseguró que “está en trámite el estudio de impacto ambiental”.

 

Fuente: Clarin

Publicado en Novedades.