22 de octubre. Se difundió la nómina de candidatos para la Defensoría del Pueblo entre los que deberán elegir los legisladores porteños

Esta semana se conocieron las postulaciones para la Defensoría del Pueblo y Alejandro Amor, su titular, tiene buenas posibilidades de conservar su puesto. Además el oficialismo busca quedarse con dos de las cinco adjuntías, mientras que de las tres restantes una sería para Evolución, otra para el socialismo y el massista Javier Gentilini tendría el cargo restante.

El PRO busca repetir el esquema de la última elección. En ese momento entraron Oscar Zago y José Palmiotti por el oficialismo, Lidia Saya, María América González por Proyecto Sur y Claudio Pressman por la UCR. Aún no está claro quiénes serán los dos designados y son varios los nombres en danza para la votación que se realizará dentro de un mes y medio.

A través de Ariel Álvarez Palma el propio Pamiotti impulsa a su hijo Carlos, quien tiene buenas chances de resultar electo.

Amor parece tener su lugar asegurado por cuatro años más. “Para ese cargo hace falta alguien que tenga buenas relaciones con todos los actores y Alejandro las tiene”, explicó a LPO un legislador peronista. Además con la designación de Alicia Pierini se impuso un pacto tácito en la Legislatura para renovar por un período al Defensor.

El peronismo y el kirchnerismo presentaron otros cuatro candidatos para las adjuntías. Se trata de María Rachid, Claudio Morresi, Gabriel Fuks y Julieta Costa Díaz. Si bien en principio sería complicado que el PJ tenga otro lugar además del de Amor, las negociaciones aún no están cerradas.

A pesar de que son optimistas en Evolución hay dos nombres para un solo cargo. El actual adjunto Arturo Pozzali le ganaría a Bárbara Bonelli, la hija del periodista que meses atrás estuvo cerca de reemplazar Débora Pérez Volpin después de su fallecimiento.

Según pudo saber LPO el ex legislador Javier Gentilini se quedará con una de las adjuntías. Tal como ocurre con Sergio Abrevaya, durante su paso por el parlamento porteño Gentilini tuvo buena sintonía con el oficialismo pero además Massa, su jefe político, tiene excelente relación con Horacio Rodríguez Larreta.

El alcalde porteño ya había premiado al Frente Renovador con la presidencia del Consejo Económico y Social que ejerce Matías Tombolini. El economista reemplazó a Federico Saravia cuando estallaron los acuerdos con Martín Lousteau.

Lo mismo ocurre con el Socialismo. En varios de los proyectos de este año Roy Cortina y Hernán Arce sacaron de apuros al oficialismo en las leyes que precisaban de 40 votos. Su recompensa será uno de los cargos en la Defensoría.

 

Fuente: LPO

Publicado en Novedades.